Resistencia femenina, cacerolas y más

« El violador es…eres…eras… » de Valeria Valle / Impact, suite Para piano y cacerolas

(Con revoluciones musicales que ampliaron el registro de lo imaginable)

PROYECTO EN CONSTRUCCIÓN

Por Maria-Paz Santibanez, pianista

Resistencia femenina es un proyecto de creación de obras nacidas de la resistencia y por el respeto a los Derechos Humanos y a la dignidad de las personas.

En el eje del proyecto se encuentran obras que integran elementos escénicos performáticos posibles en concierto. La dirección de los conciertos-perfomance están a cargo de Glyslein Lefever

María-Paz Santibanez, pianista chilena residente en París, es una intérprete que reúne en este proyecto los ejes de su vida y de su carrera : Se trata de una mujer, quien  defiende la creación contemporánea  y que a lo largo de su vida se ha comprometido por la defensa y el respeto a los Derechos Humanos.

Este proyecto reúne obras de compositoras y compositores que ofrecieron sus obras por compromiso y respeto a los Derechos de las personas. Al origen la revuelta y la resistencia chilena, las cacerolas y los manifestantes en Chile inspiraron los primeros encargos de obras. Las cacerolas y los manifestantes junto a las y los compositores resuenan en este proyecto. El proyecto se completa en tiempos de Covid, cuando en tantos países la cultura fue descartada de lo « esencial » y cuando el mundo entero vio al desnudo las desigualdades y la precariedad a que están sometidos sus habitantes. Es natural que compongamos, interpretemos y escenifiquemos, pues nuestro oficio es resistir : vivimos y creamos desde los lugares de lo « no esencial » según los dictados del mercado mundial.

Resistir es el oficio de los creadores. También lo fue en el pasado para un Beethoven, por nombrar sólo a quien más resuena cuando hablamos de revoluciones desde los músicos y desde la música. Y lo es y fue para tantas mujeres creadoras que son ninguneadas e invisibilizadas.

En tiempos de Covid, reabrir poco a poco las salas, los teatros y los oídos , crear, creer… es hacer resonar la creación y la resistencia.

Creaciones en Resistencia femenina

La primera obra de este proyecto es la suite « Impacto (tus ojos, tus derechos)» para piano y cacerolas, escrita por encargo de la pianista Maria-Paz Santibanez, con un primer pre-estreno en París en el teatro del Chatelet. Esta obra fue dedicada originalmente a los ojos mutilados de Chile desde la revuelta de fines de 2019. Las revueltas se han amplificado, el Covid ha desnudado la precariedad y hoy la obra es dedicada al la revuelta que en muchas latitudes manifiesta contra la desigualdad, contra la opresión y por el respeto de los derechos humanos. La gira prevista en torno a esta obra -que ponía a Chile y su revuelta de fines de 2019 en el eje- se vió postergada por la situación sanitaria (Covid), y los países que hoy se rebelan y remecen son más numerosos y osados. Es entonces pertinente y necesario extender la dedicatoria a todos quienes buscan alzar la voz y copar las calles para defender el respeto de los derechos humanos y la dignidad de las personas y de los pueblos.

Actualmente la obra cuenta con 6 partes de 11. La suite cuenta con estrenos según las fechas en que se programa y no necesita estar acabada, cada compositor se suma según sus tiempos y hace crecer la obra y la resistencia.

La segunda obra del proyecto les también un encargo de María-Paz Santibanez. « El violador es… eres… eras…», de Valeria Valle. (Más sobre Valeria aquí). Esta obra invita la performance en escena, en defensa de los derechos de las mujeres y contra el patriarcado institucional. En la ebullición de aquella protesta chilena de fines de 2019 nacía la denuncia contra el patriarcado institucional. El trabajo del colectivo  « Las Tesis », chilenas también, se hizo viral, haciendo eco mundial de la performance « Un violador en tu camino ».

Performance ?

Se trata de un proyecto de concierto que puede ser performático. Sin embargo, cada obra se sostiene en la música- por lo que la producción de un disco también se perfila, particularmente dedicado a las obras para piano y cacerolas y a las obras de temática pro derechos de las mujeres y/o de autoras mujeres.

En el caso de « Impacto », la instalación de una cacerola en las cuerdas, la intevención con cucharas en las cuerdas del piano, la utilización de las cacerolas como batería al costado del piano, la entrada en escena golpeando la cacrola, la o las obras tocada con el ojo parchado, el contrapunto realizado por la pianista entre piano, cacerola y declamación de testimonios de víctimas o de poesía mapuche (pueblo soriginario del sur del mundo) o la intervanción espacial de la electrónica -y muchos otros de las obras en curso de composición- hacen de cada momento de la obra un instante performático en si.

En lo que concierne la obra en curso de escritura « El violador es… eres… eras…» la invitación de la compositora es a hacer alusión concreta a la performance de Las Tesis « el violador eres tú », vocal y/o escénicamente en concierto. Esta posiblidad performatica se encontrará  integrada a la obra, en su parte final.

Formatos de concierto

Un concierto de Resistencia Femenina para piano y cacerolas puede contener, además del programa de concierto que se propone abajo, proyección de imagenes (ver playlist que ejemplifica estas proyecciones, no exhaustiva).

Una parte del programa propondrá repertorio resistente y contemporáneo, la otra incluirá pianismo « tradicional » que evoca  revuelta o revolución y evocaciones imaginativas con repertorio de predilección de la pianista y otra parte presentará creación de compositoras que por su condición femenina, pasaban hasta hace muy poco a segundo plano : Después de Me too y de « El violador eres tú » de Las Tesis salen cada vez más a la luz las mujeres compositoras. En este proyecto hacemos gala de este fenómeno, poniéndolo en valor gracias a la reunión de voluntades y de músicos en torno al proyecto de la resistente trayectoria de la pianista y creadora que lo convoca. Glyslein Lefever, directora de escena y coreógrafa magistral, aportará su dirección para los conciertos performáticos y puesta en escena en general.

Un debate en torno al concierto, entre académicos, creadores y actores locales de área de la cultura, « música y resistencia » -u otro similar- será siempre bienvenido, según pertinencia.